martes, 11 de febrero de 2014

Curación de contenidos

A raíz del artículo anterior donde se explicaba lo que era la "infoxicación" (sobrecarga de información provocada por la profusión de contenidos en Internet), resulta necesario hablar de la "CURACIÓN DE CONTENIDOS".
En este artículo desarrollaré en qué consiste, qué fases tiene y qué herramientas debo utilizar para llevarlo a cabo...

          ¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos es un anglicismo acuñado por profesionales del mundo del marketing que surge gracias a la necesidad adquirida que las empresas y profesionales del marketing tienen de localizar, filtrar, modificar y distribuir, de forma segmentada, parte de la gran cantidad de contenidos que se generan en Internet.

Es importante aclarar que buscar y compartir información no es curación de contenidos, para que tenga valor y sea calificada de curación de contenidos debe ir acompañada de reflexión y análisis.

El concepto tiene su origen el 30 de septiembre del 2009, cuando Rogit Ghargava en su blog, habla por primera vez del concepto "content curation" y "content curator", usándose el término desde entonces hasta nuestros días.


          Fases de la curación de contenidos:
  1. Fase de recolección o búsqueda: Partimos del total de fuentes de información de nuestro área de interés. 
  2. Fase de criba o filtro: Es necesario hacer una selección de fuentes de información y analizar la calidad de sus contenidos. 
  3. Fase de elaboración: Una vez identificado el contenido de interés, se elabora la información de una forma sencilla, comprensible y atractiva. 
  4. Fase de distribución: Difusión de la información elaborada haciendo uso de canales habituales. 
  5. Fase de análisis de los resultados: Tras difundir la información, análisis del alcance de la misma y repercusión en las comunidades.
          Herramientas para la curación de contenidos: 

Las herramientas se clasifican en función de la fase del proceso de curación de contenidos, pues cada etapa requiere emplear unas u otras. 
  • Herramientas para la búsqueda de información: listas temáticas de Twitter, Google +, Google drive, Feedly.... 
  • Herramientas para el etiquetado y selección: Diigo, Delicious, Bookmarkts, Pocket, Evernote... 
  • Herramientas para la elaboración y distribución: Blogs, Storify, Scoop.it, Paper.li, Pinterest...
Además es importante conocer, qué es ser un buen Curador de Contenidos y las características que tiene que tener:
  • Debe ser un investigador por naturaleza, una persona que disfruta del aprendizaje constante y en cualquier momento. 
  • Ser un apasionado por el mundo digital, las nuevas tecnologías y las herramientas que estas ofrecen. 
  • Ser un buen lector y un buen escritor
  • Tener un marco teórico amplio a partir de un esquema mental abierto, interdisciplinario y móvil. 
  • Ofrecer contextos para sus informes, proyectando escenarios posibles y soluciones alternativas. 
  • Ser consciente del poder de la información y sus efectos, aplicando un estricto código ético a sus trabajos. 
  • Diferenciarse, ofreciendo información personalizada a través de la impronta de su propio estilo. 
  • Saber definir criterios estratégicos de acuerdo al objetivo planteado. 
  • Presentar la información mediante estrategias visuales novedosas, reduciendo la complejidad del exceso informativo. 
  • Tener fuentes confiables y confirmarlas constantemente. 
  • Tener la capacidad de transformar contenido complejo en un mensaje claro y eficiente.
Por último aquí dejo mi infografía sobre este tema, donde se refleja de manera clara y ordenada la información sobre el término "Curación de contenidos":

No hay comentarios:

Publicar un comentario